933 530 651 Teléfono Presupuestos I Reformas en Barcelona I L-V : 9-14h y 16–19h

Inspección Técnica de Edificios

¿Debe pasar la ITE mi edificio?

Inspección técnica de los edificios (ITE)

La inspección técnica de los edificios, en vigor desde el 26 de febrero de 2011, es un sistema de control periódico del estado de los edificios de viviendas con el fin de verificar el deber que tienen los propietarios de conservar y rehabilitar sus inmuebles.

Certificado de Aptitud del Edificio

Inspeccion Técnica EdificiosLa inspección es visual y se hace sobre aquellos elementos accesibles del edificio. No tiene por objeto detectar posibles vicios ocultos ni prever causas sobrevenidas, aunque se puede extraer la conveniencia de una diagnosis más profunda. Lo tiene que llevar a cabo el/la técnico/a con titulación de arquitecto, aparejador, arquitecto técnico o ingeniero de la edificación, contratado/a por los titulares del edificio a inspeccionar. La ITE da lugar a un informe que describe el estado actual del edificio, las deficiencias detectadas y plazo para enmendarlas y la calificación del estado general del edificio. El informe es previo a la obtención del Certificado de Aptitud del Edificio, expedido por la Administración.

¿A quién va dirigido?

  • Propietarios/arias de edificios de viviendas (propiedad vertical)
  • Comunidad de propietarios/aries (propiedad horizontal)

No va dirigido a propietarios/as de edificios unifamiliares ni tampoco a la propiedad de edificios declarados inicialmente en ruina por el ente local competente.

Está obligada a encargar la ITE la propiedad de los edificios de más de una vivienda y que:

  • Superen la antigüedad establecida en el programa de inspecciones (por ejemplo los edificios anteriores a 1930 tienen que disponer de la inspección antes de 2013).
  • Quieran acogerse a ayudas públicas para su rehabilitación o alguna de sus viviendas.
  • Determinen los programas u ordenanzas locales.
  • Declare la Administración ante causas justificadas como situaciones de riesgo, determinadas deficiencias o la ubicación en áreas de conservación y rehabilitación.

¿Debe pasar la ITE mi edificio?

La ITE se puede hacer en cualquier momento. Sin embargo, existen unos plazos obligatorios antes de los cuales el edificio debe conseguir aprobar la ITE y presentar el informe. Los plazos dependen de la antigüedad del edificio:

Antigüedad del edificio Plazo máximo para pasar la inspección
Anteriores a 1930 31/12/2012
Entre 1931 y 1950 31/12/2013
Entre 1951 y 1960 31/12/2014
Entre 1961 y 1970 31/12/2015
A partir de 1971 Hasta el 31/12 del año en que el edificio tenga 45 años

Fuente: Generalitat de Catalunya

Polémica por la llegada obligatoria del Ite

A partir de 2018, el Informe de Inspección técnica de Edificios será obligatorio para edificios antiguos o que superen los 50 años de antigüedad. Y también será obligatorio si los propietarios del inmueble piden una subvención para la rehabilitación de su edificio independientemente de la antigüedad del mismo, y el coste de este informe estará subvencionado.

Así que, al margen de la polémica generada por su obligatoriedad (y el interrogante de la verdadera eficacia de estos informes tras el derrumbamiento de algún edificio que la había pasado positivamente en los meses anteriores) veamos de qué se trata y de analizar un poco si es de verdad o no beneficioso para las comunidades de  propietarios.

Lo que el ITE analiza es el estado general del edificio y la duración de su validez es de 10 años. Tan solo un técnico especializado puede realizarla: arquitectos y arquitectos técnicos.

Aunque a pesar de una ITE favorable, pueden esconderse deficiencias que no afloraron  en la inspección, la verdad es que a todos los dueños de viviendas  les viene bien conocer de primera mano el estado de su propiedad, tanto su valor como su mantenimientoo, porque además del informe general del estado del edificio, suele ir adjunto un dossier con recomendaciones para la mejora y el mantenimiento del mismo.

Un inmueble no olvidemos que es un bien, es una inversión a largo plazo, ¿quién no desea que ese bien aumente su valor y se revalorice?, nadie desea que sus posesiones pierdan valor. El ITE es un buen modo y dentro de lo que cabe no excesivamente caro de anticiparse a la pérdida de patrimonio subsanando por ejemplo posibles patologías o daños a nivel estructural que cogidos a tiempo no suponen un gran desembolso económico y aseguran la perdurabilidad del mismo.

¿Qué es lo que evalúa principalmente el ITE?

El ITE examina la fisonomía principal del edificio, que son  seis puntos principales:
1.- el estado de la estructura y la cimentación,
2.- el estado de las fachadas interiores y exteriores.
3.- evaluación de tejados, cubiertas y azoteas.
4.- Revisión de las redes generales de fontanería y saneamiento
5.- Análisis de los elementos de accesibilidad de las fincas.
6.-  El estado y  el comportamiento térmico del edificio y su eficiencia energética.

El ITE analiza y examina una sintomología presente en estas zonas que sea perceptible, a veces hay problemas que no se detectan hasta que ya el deterioro es avanzado y afloran estas patologías. A veces hay detalles por ejemplo de la ornamentación de fachadas que en una inspección inmediata y no exhaustiva no se perciben.

En ocasiones un par de años después de la Inspección Técnica puede ocurrir que por la agresiva afección de climatología adversa y agentes metereológicos extremos s puede desprenderse una loseta  o un adorno externo de la fachada, sobretodo en edificios antiguos aún estando bien cuidados. Pero esto por supuesto también puede suceder en edificios nuevos.

Y la gran pregunta, ¿Cuánto cuesta?

El coste del ITE varía, pero suele costar de 300 a 600€ de media dependiendo de los metros cuadrados y características particulares del edificio a inspeccionar

Pese a la polémica, nosotros recomendamos realizar el ITE pues en edificios antiguos es un examen que no le viene nada mal y hace que los propietarios tengan el conocimiento del estado real de su propiedad.

En nuestra experiencia en la rehabilitación de fachadas y cubiertas, han sido en multitud de ocasiones los técnicos de inspección los que en edificios aparentemente bien, han detectado una anomalía y al decidir tratarla los propietarios y al meterle mano, se han dado cuenta de la gravedad del problema y de lo importante que ha sido la visión  aguda del arquitecto técnico al detectarlo. Hoy muchos hogares siguen en pie gracias a estos profesionales que han localizado daños estructurales a tiempo, y sus propietarios no han perdido su patrimonio.

Cogida a tiempo una deficiencia estructural puede ser corregida y subsanada, sin embargo si se desatiende puede ocasionar una mal mayor, inevitable que puede incluso llegar al derrumbamiento si afecta a los cimientos como ya se ha dado algún caso.