Llega un momento en el que proceder al cambio de la intsalación eléctrica de una vivienda unifamiliar se vuelve imprescindible. En líneas generales, esto suele acontecer cuando alcanza una antigüedad de entre 25 y 30 años o cuando empieza a dar problemas por sobrecarga de trabajo.

No hay que olvidar que las casas antiguas operaban con un menor número de puntos de luz y con dispositivos eléctricos de menor potencia.

Por su parte, realizar este cambio es muy importante para incrementar la seguridad dentro del hogar, reducir el riesgo de cortocircuitos y ahorrar energía. Desde aquí queremos explicar todos los aspectos que se tienen en cuenta a la hora de confeccionar un presupuesto para una nueva instalación eléctrica.

El cuadro principal de la instalación eléctrica

Todas las casas cuentan, en la zona de la entrada, con un cuadro de luces desde cuyo interior es posible permitir o cortar el paso de la corriente eléctrica. Este recibe el nombre de cuadro de protección y cuenta, en la actualidad, con un diferencial, un magneto térmico y un limitador de sobretensión.

Si se suma la mano de obra de un profesional cualificado, puede costar en torno a 280 euros.

Los electrodomésticos

Dentro del circuito eléctrico de la casa se separarán varias líneas en función de los electrodomésticos que vayan a tener cabida dentro de la casa. En este sentido, se recomienda una propia solo para el calentador en caso de que funcione con electricidad. A esto hay que añadir otra para el circuito de vitrocerámica y horno, otra para el de la lavadora y el lavavajillas y otra para el frigorífico y el microondas, así como una adicional para el circuito de aire acondicionado.

También se puede dividir el alumbrado en distintas líneas para poder activarlo y desactivarlo de forma independiente. Cada unida ronda en el mercado los 60 euros.

Los enchufes

Hay dos tipos de enchufes. Por un lado, están los sencillos, que son de 20 amperios y que suelen rondar los 20 euros de coste. Por otro, hay que hacer referencia a los de 25 amperios, que rondan los 25 euros. El presupuesto variará mucho en función de la cantidad que se pongan.

Los puntos de luz y otros aspectos

Hay que distinguir, fundamentalmente, entre puntos de luz sencillos y conmutados simples y dobles.

Los primeros suelen rondar los 30 euros y los segundos los 50 euros. A esto hay que añadir, además, el circuito de televisión, de teléfono y de internet.

Cada uno de ellos puede oscilar entre los 100 y los 200 euros, en función de la cantidad de cableado y de salidas que se quieran colocar.

Teniendo en cuenta estos aspectos, calcular el precio de una instalación eléctrica es bastante sencillo.

Para entender mejor como funciona toda la instalación eléctrica en vivienda, le interesa leer la normativa.

Pin It on Pinterest

Share This