Hemos escuchado hablar en muchas ocasiones acerca de los trabajos verticales. Sin embargo, es posible que muchos no tengan muy claro qué son ni de qué tareas se ocupan con exactitud. Por eso aquí vamos a tratar de resolver todas esas dudas.

¿Qué son exactamente los trabajos verticales?

Los trabajos verticales son, fundamentalmente, tareas que deben llevarse a cabo a través de materiales como cables, cuerdas, arneses y otros tipos de dispositivos que permitan, de forma segura, mantener a un operario suspendido en el aire mientras se desarrollan.

Por lo general, la cualificación necesaria de un trabajador especializado en este tipo de tareas no difiere mucho de la asociada tradicionalmente a un alpinista o un escalador. Y es que las técnicas utilizadas para la sujeción de los dispositivos de cuelgue, así como para el ascenso, el descenso y la fijación en un punto determinado, son prácticamente las mismas.

En muchas ocasiones, aún existiendo la posibilidad de acometer una determinada tarea mediante la instalación de un andamio, se opta por este tipo de trabajos al conllevar un menor riesgo para la integridad de los operarios y por tener un coste económico menor.

¿En qué tareas se centran las empresas de trabajos verticales?

Como es obvio, este tipo de trabajos suelen realizarse a cierta altura y en lugares a los que es complicado acceder a la fachada para restaurar mediante .

Puedes ver en qué consiste el Servicio de restauración de fachadas aquí,  y en este video como se trabaja

En general, las tareas más habituales son las siguientes:

Labores en fachadas de edificios

No existen andamios suficientemente altos como para llegar, por ejemplo, al fragmento de fachada correspondiente a la octava planta de un edificio de viviendas. Sin embargo, esta zona también requiere de mantenimiento. Lo mismo sucede cuando la reforma ha de llevarse a cabo en un patio interior. En este tipo de casos, lo mejor es descender desde el tejado para acometer la tarea en cuestión.

Acceso a pozos

Lo mismo sucede a la inversa, es decir, cuando hay que penetrar en la tierra para acometer una reparación. Esto es especialmente habitual en el caso de los pozos. Los servicios de las empresas de trabajos verticales son muy demandados para subsanar fugas y averías en este tipo de instalaciones.

Puentes y tendidos eléctricos

Los puentes y los tendidos eléctricos son también infraestructuras que, en muchas ocasiones, solo pueden ser reparadas mediante profesionales cualificados del trabajo vertical.

También podríamos hablar de la sustitución de verjas y cerramientos de cristal y aluminio en altura, de las reparaciones sobre el cableado externo de edificios y de la reparación de tejados, por ejemplo. Sin duda, los trabajos verticales son extremadamente versátiles y válidos en infinidad de áreas. Así que, si se tiene acometer una reparación mediante este tipo de servicios, nosotros podemos realizar un asesoramiento personalizado y de calidad.

Pin It on Pinterest

Share This